La reforma de las reválidas de ESO y Bachillerato será efectiva ya este curso.

La reforma de las evaluaciones finales de la Lomce que prepara el Gobierno se aplicará este mismo curso, de manera que la de ESO será muestral, pues ya no tendrán que hacerla todos los alumnos, mientras que la de Bachillerato solo será obligatoria para acceder a la Universidad.

La modificación de esas pruebas, prevista en un proyecto de real decreto-ley, es un “gesto” y “un primer paso” en el camino hacia un pacto nacional educativo, ha destacado el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este viernes.

Educación debatirá el borrador de esa norma con las comunidades autónomas el 28 de noviembre, con la intención de que el decreto-ley de “medidas urgentes para la ampliación del calendario de implantación” de la Lomce pueda presentarse la primera semana de diciembre.

Las autonomías, según el proyecto, seguirán obligadas a realizar las dos evaluaciones citadas, aunque no tendrán efectos académicos de manera “transitoria” para conseguir los títulos correspondientes de ESO y Bachillerato. Será durante el tiempo “prudencial y suficiente” mientras se alcanza el pacto educativo, según fuentes ministeriales. Educación quiere acordar ese plazo con las comunidades en la reunión citada.

La de ESO dejará de ser censal, pues se efectuará únicamente en los centros que cada comunidad elija. Tendrá una única convocatoria y versará solo sobre las asignaturas troncales generales y de opción de cuarto curso. La de Bachillerato será lo más parecida posible a la anterior Selectividad, ha insistido el ministro, y servirá para acceder a la Universidad y examinará sobre las troncales generales y de opción de segundo curso, como venían pidiendo las comunidades con consejero socialista de Educación.

Las autonomías, según el proyecto, seguirán obligadas a realizar las dos evaluaciones citadas, aunque no tendrán efectos académicos de manera “transitoria” para conseguir los títulos correspondientes de ESO y Bachillerato. Será durante el tiempo “prudencial y suficiente” mientras se alcanza el pacto educativo, según fuentes ministeriales. Educación quiere acordar ese plazo con las comunidades en la reunión citada.

La de ESO dejará de ser censal, pues se efectuará únicamente en los centros que cada comunidad elija. Tendrá una única convocatoria y versará solo sobre las asignaturas troncales generales y de opción de cuarto curso. La de Bachillerato será lo más parecida posible a la anterior Selectividad, ha insistido el ministro, y servirá para acceder a la Universidad y examinará sobre las troncales generales y de opción de segundo curso, como venían pidiendo las comunidades con consejero socialista de Educación.

Las autonomías, según el proyecto, seguirán obligadas a realizar las dos evaluaciones citadas, aunque no tendrán efectos académicos de manera “transitoria” para conseguir los títulos correspondientes de ESO y Bachillerato. Será durante el tiempo “prudencial y suficiente” mientras se alcanza el pacto educativo, según fuentes ministeriales. Educación quiere acordar ese plazo con las comunidades en la reunión citada.

La de ESO dejará de ser censal, pues se efectuará únicamente en los centros que cada comunidad elija. Tendrá una única convocatoria y versará solo sobre las asignaturas troncales generales y de opción de cuarto curso. La de Bachillerato será lo más parecida posible a la anterior Selectividad, ha insistido el ministro, y servirá para acceder a la Universidad y examinará sobre las troncales generales y de opción de segundo curso, como venían pidiendo las comunidades con consejero socialista de Educación.

Viernes, 18 de noviembre de 2016.

Fuente: Navarra información.es

Suscribete

Suscribete

Suscríbete y no te pierdas ninguna de nuestras noticias.

Te has suscrito de forma correcta, muchas gracias.

Pin It on Pinterest

Share This